8 oct. 2011

CUENTOS PARA LEER EN EL METRO

EL BARBERO DE SEVILLA
Le dije que no era un hombre dado al humor, pero él juró que me haría reír aunque fuera lo último que hiciera, y así fue.

No hay comentarios: