23 feb. 2012

EL APRENDIZ DE GURÚ

No hay enemigo más amado que aquel que en nuestras peores crisis de autoestima nos salvó con su odio.

No hay comentarios: