25 jun. 2012

EL APRENDIZ DE GURÚ

De la calidad de los opositores depende el éxito de un buen gobierno. Con su crítica despiadada ellos muestran a los gobernantes los excesos y deficiencias que sus colaboradores generan con su mediocridad, y que impiden identificar y corregir con su lisonja.

No hay comentarios: