10 jun. 2012

La amistad está tan reñida con los gestos, aun sean estos naturales, que uno debiera sentirse la peor persona del mundo si un amigo no acude a nosotros cuando nos necesita; y terriblemente avergonzados si nos agradece lo que hacemos por él.

No hay comentarios: