24 ene. 2013

EL APRENDIZ DE GURÚ


El rito del cortejo atraviesa sus peores momentos. Ya el hombre no logra seducir a una mujer con su solvencia económica, pues ella gana su propio dinero; mucho menos con su intelecto, que ella ha logrado superar; tampoco con su experiencia sexual, en lo que están parejos, ni con su seguridad en sí mismo, pues tanta autosuficiencia ha convertido a la mujer en el ser más intimidante que pueda haber. Hoy día, y la cosa va de mal en peor, el amor solo depende del corazón.

No hay comentarios: