18 oct. 2012

EL APRENDIZ DE GURÚ

Lo que hace a un anarquista tan peligroso no son sus acciones contra el sistema: es la conciencia de la libertad que posee, la que suscita en él un gran estado de relajación del que emanan todos los actos creativos, y sin los cuales sería un simple ciudadano, zarandeado por el miedo y las normas de urbanidad.

No hay comentarios: